domingo, 7 de junio de 2015

Hay tanto dolor en esta tierra, que anega el pecho

                
                    Hay tanto dolor en esta tierra, que anega el pecho, 
                    lágrimas y lágrimas, camino de Alemania o Cataluña. 
                    Quedan espigas sin manos, suspiros sin besos,  
                    labios sin palabras.

1 comentario:

Africa Jiménez dijo...

"lágrimas sin palabras"..., tú las vuelves versos. Gracias.

LA CAMPIÑA. PRIMERA PARTE

Cabañuelas de ida y vuelta.